miércoles, 23 de abril de 2014

Algo más de 2 años...

Llevo con esta andadura digital poco más de 2 años.

Desde entonces van publicadas 45 entradas ofreciendo recursos sobre diferentes temas, cerca de 17800 visitas al blog, 2620 descargas de los diferentes archivos colgados directamente aquí y 21433 descargas de mis apps en google play. Si, 21433, ventiunmil cuatrocientas treinta y tres, no me he equivocado al escribirlo. 

Por otro lado:
8 comentarios y un buen número de consultas privadas recibidas por email o twitter (de esas no llevo el control del número) a los que estoy muy agradecido por la confianza y/o el interés que han mostrado en mi trabajo.

No quiero remuneración económica por esto, de hecho el blog ni siquiera tiene un banner de publicidad; simplemente lo hago porque quiero. Si buscase sacar dinero con algo como esto evidentemente lo montaría de otra forma. No es la intención. Tampoco necesito saciar mi vanidad o alimentar mi ego, los que me conocen lo comprenderán rápidamente.

Pero llega un momento en el que, en cierto modo, esto se me va de las manos. No puedo (ni quiero) controlar quien descarga los archivos y quien no, porque iría en contra de la filosofía del blog: Poner a disposición herramientas sencillas que puedan servir de ayuda a alguien que lo pueda necesitar, como me ocurrió a mi cuando empecé a buscar cosas parecidas y no las encontré.

Internet puede tener mucho peligro en manos de pacientes deseosos de información, diagnósticos, tratamientos... y en cierto modo, no veo ningún beneficio en que cualquiera pueda descargar estos archivos sin más, sobre todo si los que realizan esas consultas o descargas no son profesionales del cuidado de la visión, o pueden ser personas que no entiendan o no deban utilizar todos estos recursos. Simplemente habría que poner algún veto.

Y como no quiero cerrarme en banda ni cerrar el blog o mis apps, he tomado una decisión intermedia: El que quiera algo, que haga algo por conseguirlo.

Por eso los links de descargas a los archivos que cuelgue por aquí irán "condicionados" a una pequeña participación por parte del usuario. Si de verdad quieres el archivo/texto/imagen deberás publicar un tweet o un comentario en tu muro de facebook diciendo que te ha interesado mi trabajo. Sencillo.

Del mismo modo, las pequeñas apps sobre las que tengo derechos de autor, dejarán de ser gratuitas en google play para pasar a tener un coste, mejor dicho, un condicionamiento económico (¡toma neolengua!) de 0.50€. El que quiera hacer cálculos optométricos con su smartphone podrá invertir esa cantidad (el mínimo permitido por Google Play) para descargar directamente la app; Y para demostrar a los incrédulos que mi intención no es recaudatoria, tenéis también la posibilidad de venir a este blog a buscar la app, que también está colgada en la entrada de su presentación en un enlace a descarga gratuita a cambio de un tweet. 

Espero que nadie se sienta ofendido por esta medida y lamento las molestias que a los habituales pueda ocasionar, pero estoy seguro de que contaré con vuestra comprensión y compromiso.

Abrazos

No hay comentarios:

Publicar un comentario